Sanación Reconectiva

A través de esta herramienta, el terapeuta accede a través de sus manos a una serie de frecuencias de muy alta vibración, por medio de las cuales actúa una inteligencia superior. Estas frecuencias actúan a nivel del ADN  reequilibrando  la persona a nivel físico, emocional y espiritual.

La sanación reconectiva nos permite reconectarnos con nuestra divinidad, con la plenitud del universo y con el poder sanador que existe en cada uno de nosotros permitiendo en muchos casos sanaciones milagrosas que la ciencia aun intenta explicar. Así mismo nos ayuda a dar saltos cuánticos en nuestro proceso evolutivo.

Ha ayudado a sanar y mejorar enfermedades como el sida, el cáncer, la parálisis cerebral, la depresión, problemas en articulaciones, adicciones y un sin número de dolencias. Tal y como explica Eric Pearl, se sana la persona, no una enfermedad o síntoma especifico. Ni el terapeuta ni el consultante saben a priori exactamente qué va a sanar las frecuencias.

Actúa a nivel físico, emocional y espiritual acelerando el proceso evolutivo y de transformación personal proporcionando equilibrio, armonía y bienestar.